valencià | castellano   

Buscar
  Història Oral

Any:2010
Pg:279-292
Títol: Entrevista a Mayesa Lucia Mingarro. Memòries del Campament de presoneres d’Alaquàs (1937-1938).
Autor: Alfonso Noguerón, Lola | Roselló Jaunzarás, Tomás
Període: Història Contemporània
Matèria:  Biografies
Segles: XX
Tema: Història Oral-Entrevistes i històries de vida-Biografies
Idioma: Valencià



Vista prévia
Lola Alfonso Noguerón Tomás Roselló Jaunzarás

Entrevista a Mayesa Lucia Mingarro.
Memòries del Campament de presoneres d'Alaquàs (1937-1938)

Aquesta és la transcripció de l'entrevista a Maria Teresa Lucia Mingarro, coneguda familiarment amb el nom de Mayesa, de 92 anys de edat, filla del polític Luis Lucia Lucia. Una dona que de molt jove va estar captiva durant la Guerra Civil al Campament de presoneres d'Alaquàs, que es va ubicar a la Casa d'Exercicis que els pares jesuïtes tenen en aquest poble. Condemnada per mostrar en públic les seues idees als mítings de la Dreta Regional Valenciana, on ella es dirigia als joves votants durant les eleccions per al govern de la República de febrer de 1936. A ella li donem les gràcies per la seua disposició en recordar aquells anys i per poder així deixar testimoni a Quaderns d'aquesta experiència. Arribem a Saragossa, Dissabte Sant dia 3 d'abril de 2010. L'entrevista es realitza a casa de Mayesa Faci Lucia, filla de Mayesa i es fa a un dels salons de la vivenda: «Os agradezco mucho que hayáis venido, debo ser la única que queda de las que estuvimos encerradas en Alaquàs, ya que era muy joven. Del primer día allí no me acuerdo, hace tanto tiempo, pero lo tengo todo escrito; escribí en una libreta muchas de las cosas: Con 18 años, casi una niña, con la educación que entonces recibíamos, no sabíamos nada de la vida, allí la tuve que aprender por lo que vi y por lo que pasé. Por ejemplo, yo nunca pude imaginar que hubiera mujeres enamoradas entre ellas, yo era muy jovencita, no entendía nada y estaban en mi celda. ¡Chica! Que una le ponía los zapatos a la otra, no imaginas cómo se querían.

279

La familia de mi padre era una de las mejores de Valencia y yo me crié hasta los dieciocho años un poco tontorrona, porque éramos de la juventud más pudiente de allí y por ser hija de mi padre todo el mundo nos hacía mucho caso. Y de repente, nos quedamos sin absolutamente nada, es que ni un traje que ponernos, porque el inicio de la guerra nos pilló veraneando en Benicàssim, que también era un sitio de gente elegante y ya no volvimos a nuestra casa. Entré en la cárcel porque cuando me cogieron presa y me encerraron en mi colegio, el de los Carmelitas, convertido en la Dirección General de Seguridad, vieron que había hablado en los mítines de mi padre, el político Luis Lucia Lucia de la Derecha Regional Valenciana. En ellos, hablaba yo primero a la juventud, luego hablaban otros señores y al final hablaba mi padre. Así que como vieron que estaba en una fotografía con la manica en alto hablando, me condenaron a mi sola, porque yo era la única de mi casa y de mi círculo de amistades que había ido a dar mítines».

(...)



Licencia de Creative Commons  Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-No Comercial-Sin Obra Derivada 3.0